Mamá, dame permiso

Solo podemos encontrar la felicidad y el amor cuando nos damos cuenta que somos papá y somos mamá., que honrándolos y aceptándolos como son es la gran llave para la libertad.

Hoy da gracias por la vida, es así como agradeces a Papa y a Mamá. 

mama


Cuando uno piensa que es mejor que los padres, que el como hijo es mejor, o cree saber que es lo correcto y juzga a los padres. Y no quiere tomar a sus padres, preferiría tener otros padres. El hijo se vuelve arrogante creyéndose mejor y mas grande que sus padres. Se debilita, se desasocian de sí mismo ya que él es el resultado de la sangre de Mama, y la sangre de Papa, y de todo su árbol genealógico. El rechazarlo es rechazarse uno mismo.

 

Palabras a decir:

  • Papa aunque no me veas yo si te miro…..
  • Mama aunque estés lejos siempre te tengo….

Lo que fortalece y hace bien a los hijos es que papá y mamá se miren. Que se honren, y recuerden que los problemas de ellos dos son de los grandes y no de los pequeños (hijos). Y que deben agradecer porque gracias a cada uno ellos tienen a un hijo o hija. Y que todos los recuerdos son un Regalo de la vida.

Con mamá , es la primera relación que tenemos, ahí comienza la vida, en su vientre el gran encuentro del padre y la madre se manifiesta. Por eso es la madre quien nos enseña a relacionarnos. Es la madre quien nos da permiso a mirar a papa. Por eso la importancia que la madre honre al padre para que de esta forma le dé el permiso que el hijo necesita para ver y tomar a su padre.

Con mamá es todo posible sin mamá no podemos nada. Porque decimos esto, porque como lo digo en el párrafo anterior es ella quien nos permite tomar la vida tal como es. Ella nos da el permiso a sentirnos íntegros, aceptándonos como somos, sabiendo que somos Mamá y Papá.

Los hijos llevan temas que los padres no consiguieron resolver. Por eso es importante agradecer a los padres y devolverle los paquetes que les pertenecen. Nosotros como hijos nos sacrificamos por ellos, y sin darnos cuenta cargamos muchas frustraciones, de ellos, muchas carencias, y mucho dolor que a veces viene de generación a generación y uno se hace cargo.

Por Carla Gilardi Olazabal

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s